jueves, 19 de enero de 2017

Análisis de la segunda temporada de Juego de Tronos


¡Hola a todos! Fue hace solo poco más de 10 días que les dejé mi crítica de la primera temporada de Juego de Tronos y ya estoy de vuelta con un nuevo análisis, esta vez de la segunda temporada. Creí que esta reseña no llegaría hasta más adelante, pero es evidente que lo que todos me advertían de la adicción que crea esta serie es cierto. Tras una primera temporada en la que vimos como se nos introducían a los personajes claves de la serie, a las distintas familias de los Siete Reinos (Stark, Lannister, Baratheon, etc) y ocurrieron sucesos fundamentales como la muerte del Rey Robert quien fue sucedido por Joffrey, que resultó ser el hijo bastardo de Cersei y Jaime, a Robb convirtiéndose en el Rey del Norte, a Daenerys en la Madre de Dragones, la muerte de Khal Drogo, Jon Snow partiendo más allá de la Gran Muralla con el resto de la Guardia Nocturna, Arya fugitiva y sobretodo la muerte del gran Ned Stark, es inevitable quedarse mordiéndose las uñas, preguntándose que vendrá a continuación. Y bueno, ¿Que tal estuvo la segunda temporada? ¿Continuó de manera satisfactoria con las tramas ya establecidas? ¿Planteó con éxito las nuevas? Averiguémoslo a continuación. Aviso como siempre, que a partir de ahora habrá spoilers de esta temporada, así que si aun no has terminado la temporada 2 te sugiero irte y volver en otro momento, al menos que los spoilers no te molesten. Aclarado esto, empecemos:

Debo decir que estoy más que complacido por como ha avanzado la serie en esta segunda temporada. Todas las sub-tramas se retroalimentan y empiezan a conectarse más, y no solo eso sino que ahora estamos ante un panorama más complejo en el que la guerra se desata y es tan solo el comiendo, dando lugar a nuevas tramas en la historia general de la serie. Si en la primer temporada los tres arcos argumentales principales eran la incesante disputa entre los Starks y Lannisters, la travesía de Daenerys con Khal Drogo y su pueblo, y Jon Snow convirtiéndose en miembro de la Guardia Nocturna más allá de la montaña, ahora se suma a la serie nuevas sub-tramas como la de Stannis Baratheon y sus continuos intentos por armar un ejército para reclamar el trono, a Arya sobreviviendo como una fugitiva y Theon reuniéndose con su familia biológica solo para terminar traicionando a los Starks. Uno temería que ante la adición de nuevas tramas argumentales, la serie decaería o no sabría equilibrarlas todas de modo que ninguna sea afectada, y si bien es cierto que un par de ellas progresan menos de lo que desearía o no gozan de tantos minutos en pantalla pero aun así el balance general resulta más que positivo. Me encanta ver como continúa el conflicto entre los Starks y Lannisters, las continuas mentiras, engaños y cambios de estrategias por parte de ambos bandos con tal de derrotar a su enemigo, como Stannis Baratheon se suma al conflicto por la gran batalla por el Trono de Hierro, debilitando a ambos contrincantes, especialmente a los Lannisters, como Arya siguió demostrando su valentía al sobrevivir por su cuenta sin la protección de su familia y como Theon pasó de ser un personaje muy secundario a uno clave de cara a la siguiente temporada. Tal vez hubiera deseado que Daenerys y Jon Snow gozaran de más protagonismo, ya que deseaba que ambos personajes siguieran evolucionando pero no se les añadió mucho a sus historias personales. Daenerys por ejemplo en la primera temporada pasó por muchas cosas terribles y había mucho por analizar mientras que esta vez su historia no avanzó mucho, al igual que la de Jon Snow que se siente un tanto estancada, pero no es un fallo gordo ya que es entendible por razones que mencionaré más adelante.


Creo que es buen momentos para hablar de los personajes, empezando claro por la familia Stark. Esta vez ya no contamos con Ned Stark, pero aun así es frecuentemente mencionado y se nos muestra en varias oportunidades las consecuencias que acarrearon su muerte. Pensé que el personaje dejaría un vacío en la serie y si bien es cierto que al principio lo extrañaba el resto de los personajes más los nuevos que se sumaron en esta temporada han logrado llenar su lugar de forma notoria. Hemos visto como su esposa Catelyn ha pesar de aun estar lidiando con su ausencia aun así logra mantenerse fuerte y decidida, siendo su principal motivación proteger a sus hijos, recuperar a los que no tiene a su lado y vengarse de los Lannister. Me gustó que tuviera un papel necesario como mediadora, consiguiendo aliados para su hijo y apoyándolo en la guerra, aunque por el final de la temporada cometiera un grave error al liberar al Ejecutor de Reyes. También disfruté ver como Brienne se volvió su leal y fiera protectora, la cual nos fue introducida en esta temporada y personalmente creo que fue una buena adición a la serie. Robb ha logrado convencerme mucho más en esta ocasión, logrando haber heredado el gran liderazgo, honor y valentía de su padre, al igual que su enorme bondad y gran corazón. Me gustó mucho su historia de amor y me pregunto que problemas podría ocasionar al ser un matrimonio prohibido. Sansa también me gustó mucho más y he conseguido empatizar mucho más con ella, ya que en a diferencia de la temporada anterior en la que parecía un poco antipática y egoísta pensando solo en ser una princesa y despreciando a su familia, aquí en cambio se vuelve mucho más humana y querible. Vemos que la muerte de su padre fue algo que en verdad la marcó, se preocupa por el bienestar del resto de su familia y se encuentra en una situación en la que está rodeada por los asesinos de Ned quienes también quieren ver muertos al resto de su familia y ella no tiene otra alternativa más que fingir amar a Joffrey y estar de acuerdo con que su hermano Robb es un traidor con tal de permanecer viva. El ser la futura Reina de Joffrey la mantuvo a salvo dentro de lo que cabe pero en el final de temporada fue reemplazada y desechada como basura por otra candidata más conveniente a los ojos del Reino, haciendo que ahora esté completamente vulnerable y tan desesperada que deberá recibir ayudar del mismísimo Littlefinger con tal de regresar a cada. Si, el mismo que traicionó a su padre. Así de peligrosa es su situación para el final de la temporada. Estoy impaciente por ver que será de Sansa ahora que ya no forma parte de los planes de los Lannister y es un estorbo igual de grande que el resto de su familia para ellos. Esperemos a ver como resulta su alianza con Littlefinger. En cuanto a Bran y Rickon nada que montar, ambos niños son muy secundario y aportan muy poco a la serie. Es cierto que tuvieron cierta importancia cuando Theon atacó Winterfell, pero ambos personajes en lineas general no resultan muy interesantes ni están desarrollados del modo que por ejemplo lo está su hermana Arya. Una pena que tengamos dos Stark que podrían ser tan importantes tan desperdiciados.


Como de costumbre, Arya sigue destacándose y robándose el show en cada escena que aparece. La pequeña Stark demuestra que aunque es solo una niña con su inteligencia, astucia, encanto y heroísmo es capaz de superar cualquier obstáculo. Fue grandioso ver como una chica tan joven se las ingenió para evitar ser captura y asesinada. Su rol como sirvienta de Tywin Lannister fue fascinante también, ya que a pesar de que no hace nada más aparte de servirle vemos como el viejo Lannister no es tan duro y perverso como la mayoría de su familia y es capaz de abrirse honestamente con la niña, llegando a contarle cosas que tal vez ni con sus propios hijos jamás trató. El la sigue viendo como una súbdita y ella a él como un enemigo pero aun así vemos un cierto respeto que se va adquiriendo entre ambos. Otro aspecto genial del arco de Arya (El personaje es tan bueno que tiene su propia sub-trama. Así de mucho nos importa y nos atrapa) es su relación con el enigmático Jaqen H'ghar, quien tras haber sido salvado por ella el infalible asesino le promete pagar su deuda asesinado tres personas que ella elija. Uno podría argumentar que no es más que una salida fácil para salvar a Arya de situaciones complicadas y que el personaje sirve de Deus Ex Machina pero personalmente me gusta lo que aporta a la serie y tampoco era posible mantener a la chica a salvo de todo riesgo sin algún tipo de ayuda. Y ya que hablamos de Jaqen, cabe mencionar su escena final en la que le cambia el rostro, ese fue un momento muy shockeante que deja claro que el personaje tiene alguna clase de poderes sobrenaturales. Ojala volvamos a verlo en la serie en algún momento y aprendamos más acerca de él.


Finalmente tenemos a Jon Snow, quien sigue por su cuenta más allá de la Gran Muralla ya como miembro establecido de la Guardia Nocturna. Antes había dicho que de los 5 o 6 arcos argumentales de esta temporada hubo 2 que sentí que fueron afectados. Uno de ellos fue el de Jon Snow. No es que no ocurra nada interesante, pero siento que en la temporada anterior vimos el rechazo por ser un bastardo, la presión por parte del resto de la Guardia Nocturna y su amistad con Samwell, mientras que esta vez apenas vemos más de su amistad con él, el conflicto con sus compañeros y superiores ya no es el mismo (Aunque puede ser que se deba a que empieza a ganarse su respeto de a poco) y no se añade nada nuevo a su historia que sea interesante, salvo su disfuncional convivencia con su prisionera Ygritte, una salvaje a quien le perdonó la vida al ser incapaz de asesinarla y con quien comparte la mayoría del tiempo en la segunda mitad de la temporada. Adoro como estos dos forman juntos una pareja dispareja sumamente opuesta, conflictiva, divertida y hasta adorable. Que estos dos se terminarán amando está cantado, pero me encanta tanto el vínculo entre ellos que no me importa en lo más mínimo. Sin duda Ygritte ha logrado conquistarme con el poco tiempo que estuvo y espero verla con un rol más grande en la tercera temporada. En definitiva, tal vez Snow tuvo un papel un poco más pequeño en esta ocasión, afectado tal vez por estar tan desligado de la trama general, pero creo que ese problema se solucionará en la siguiente temporada ahora que parece haberse ganado el respeto de los salvajes y conocerá al Rey más allá de la Muralla. Además, el cliffhanger final de la temporada deja claro que una nueva gran amenaza tan esperada desde el inicio de la serie por fin es inminente y definitivamente Jon será quien deberá impedirle el paso a los Siete Reinos. Temo por la Guardia Nocturna, sinceramente.


Pasemos ahora a los Lannister. Ya hemos mencionado el rol de Tywin previamente, así que profundicemos un poco en sus hijos. Cersei y Jaime no tuvieron tanto que hacer en esta temporada. Ella sigue siendo una buena villana y tuvo algunos momentos en los que realmente te deja sin aliento (Casi envenena a su propio hijo... para protegerlo claro, pero es atroz de todos modos ¡Hasta intentó matar a Tyrion!) pero no dejó un impacto tan grande esta vez, mientras que Jaime simplemente apareció muy poco tiempo por su condición de prisionero. La gran interrogante ahora es que será de él ahora que fue liberado ¿Llegará ileso a King's Landing? ¿Alguien se interpondrá en su camino? ¿Qué tanto debilitará a los Starks haber perdido al Ejecutor de Reyes? Habrá que esperar para saberlo. En fin, no es que los hermanos Lannister decepcionaran, simplemente fueron opacados por un pequeño más grande que todos los demás juntos: el fabuloso Tyrion ¿Cómo explicar la grandiosidad del personaje? Es extraordinario por donde se lo vea. Como dijo un amigo mío hace poco, esta es la temporada de Tyrion. Hay tanto que comentar sobre el personaje y las nuevas facetas y matices que adquiere. En primer lugar, no se me ocurre un mejor papel para él que haberlo convertido en el nuevo Ayudante del Rey. El sucesor de Ned Stark, ni más ni menos. Ante la muerte del mejor personaje de la serie, los escritores de la ingenian para poner a mi nuevo personaje favorito como su reemplazo, y no podría estar más contento por esta decisión. No solo es genial verlo como Ayudante del Rey, sino que además a diferencia de Ned, él sabe bien como jugar el Juego de Tronos. Engaños, traiciones, estrategias, alianzas con gente que desprecias para tu propia conveniencia, todas esas cosas son fundamentales para no perder la cabeza como Ned Stark lo hizo. El era un hombre justo, recto y muy honorable, pero estaba hecho para el combate, no lidiar con cretinos. En cambio Tyrion, al ser uno sabe como manejarlos, sabe que es lo que desean, sabe como exponer a los traidores sin perjudicarse, como poner las cosas en orden, hacer la "limpieza y purificación del Reino", sacando de su cargo a todo aquel que pueda clavarle un puñal por la espalda si la oportunidad se presentara. Incluso se atreve a asignar a su propio comandante de la Guardia Real y seguir golpeando a su sobrino, el mismísimo Rey, cuando actúa como un idiota sin cerebro, lo cual ocurre todo el tiempo. Hay cosas que están más allá de su situación, por ejemplo su hermana Cersei, pero aun así en su mayoría Tyrion logra cuidarse bien a si mismo y hacer todo lo necesario para proteger al Reino, aunque lo desprecien por ello. Su mayor momento de gloria sin duda es en la batalla de Blackwater, en la que ante el inminente fracaso de las tropas de Joffrey decide dejar a un lado su lugar como estratega (En el cual es magnífico pero no necesario en esa crisis puntual) para tomar acción y liderarlos en el campo de batalla, en donde recibe la cicatriz que sin duda lo acompañará el resto de su vida. Básicamente, él actúa como protector y salvador de King's Landing, ya que en un Reino lleno de corruptos, mentirosos y malvados él es la única persona buena y honesta capaz de salvarlo. Francamente, siendo una persona tan buena y pura pese a sus defectos no concibo en la cabeza que sea un Lannister. De seguro es adoptado, porque sino no me lo explico. Otra cosa que me encantó del personaje en esta temporada fue su tierna y adorable relación con Shae, quien es su gran amor y en su mirada vemos reflejada la adoración que tiene por ella, realmente uno se da cuenta lo mucho que se aprecian y aman estos dos. Su amistad con Varys también fue interesante, y el que además haya sido el protector de Sansa Stark en los momentos difíciles, mostrándole el respeto y aprecio que ningún otro en el Reino ha hecho solo le añade puntos al personaje. Realmente es uno de los grandes héroes de la serie. En fin, que podría seguir hablando de él por un buen rato, ya que sin duda es quien se ha robado la serie por completo, pero la idea no es agobiarlos hablando solo de él. Para concluir, solo puedo decir que ahora que perdió su puesto de Ayudante del Rey (Parece que es un trabajo muy inestable) me pregunto que es lo que le espera en la tercera temporada. Solo me queda especular.


En cuanto a su sobrino Joffrey, solo tengo palabras de desprecio hacia él, pero en el buen sentido. Es tan odioso, tan malvado, tan egoísta, vil, despreciable y desalmado que uno no puede evitar odiarlo con cada fibra de su ser y en cada episodio más que el anterior a medida que transcurre la serie. Se que probablemente ya dije algo parecido en la temporada anterior, pero es que este chico solo te provoca odio y rechazo hacia él, y por eso mismo lo aplaudo, ya que eso es solo algo que consiguen los mejores villanos. Déjenme que me explique. Todos adoramos un villano complejo y con una historia trágica que haga que te compadezcas por él, como Darth Vader, o uno desquiciado y aterrador como el Guasón, o un enemigo implacable sin alma como el T-1000. Pero si hay una clase de villano que es admirable, sin duda es la del malvado que es tan grotesco como persona que hace que lo detestes por completo, tanto por su actitud como sus acciones, y en ese sentido Joffrey es un antagonista excepcional, ya que todo lo que hace solo provoca más rechazo hacia su persona: maltrata a Sansa y la desecha cuando ya no le es útil, tortura prostitutas por placer y mandarle un mensaje a su tío si saben a que me refiero, asesina a niños y hasta bebés para asegurarse de que ningún hijo legítimo de Robert Baratheon aparezca en algún momento a reclamar su preciado trono, desea la batalla pero cuando llega y está perdiendo solo se le ocurre huir como un cobarde sin un mínimo de honor y hombría ¿Hace falta decir más? Tal vez su personaje no haga mucho más aparte de ser detestable, pero estoy seguro de que ahora que terminó de establecerse como Rey tras la victoria contra su tío Stannis y que cuenta con una nueva futura Reina seguramente jugará un papel aun más relevante de lo que ya cabía.


Continuemos ahora con Daenerys, o Kaaleshi si así lo prefieren. Creo que quedé un poco desilusionado por su participación en esta temporada, que fue mucho menor que en la anterior. Antes era uno de los personajes con mayor evolución y de mayores derrotas, pero en esta temporada siento que su participación fue muy reducida, ya que para el final de la temporada estamos por donde empezamos, con ella yendo en búsqueda de un barco y un modo de armar un ejército para tomar los Siete Reinos junto con sus dragones. No veo mucho avance desde mi punto de vista. Si, todo el asunto de la Ciudad de Warth, el Consejo de Trece que intenta robar sus dragones y demás me gusta, pero no resulta tan interesante como la lucha por la autosuperación que la Madre de Dragones tuvo en la primera temporada. Probablemente lo más relevante e interesante con diferencia de todo haya sido su relación con Joran Mormont, que si bien no se ha explorado mucho en ello sutilmente (Bueno, quizás no tanto) nos van dejando indicios del amor que siente el caballero por ella, y Daenerys empieza a notarlo. Si será correspondido o Jorah será rechazado aun no estoy seguro, pero personalmente creo que tienen una gran química y serían una hermosa pareja juntos, y solo quiero verlos felices a ambos y que todo les salga bien, aunque constantemente enfrentan numerosos fracasos. Creo que el motivo por el que ella aparece menos esta temporada, además del hecho de que ahora hay más arcos y que hay que repartir el tiempo entre más historias y personajes, es porque esta segunda temporada se siente como un preludio de la gran batalla. Si, vimos la fabulosa batalla de Blackwater entre los Lannister y Baratheon, pero salvo eso esta fue una temporada que básicamente nos muestra como las piezas del tablero se acomodan para la siguiente movida. Presiento que el verdadero combate aun no inicia, y que llegará dentro de poco. Podría equivocarme, pero en lo que a mí respecta estos episodios sirvieron como una temporada de transición previa al gran enfrentamiento por los Siete Reinos.


Hablemos ahora un poco de los nuevos arcos y personajes que se añadieron en esta temporada. Indudablemente uno de los más completos e interesantes es el de Stannis Baratheon y su anhelo se suceder a su hermano Robert en el Trono de Hierro. Es interesante ver que se añaden nuevos bandos en este inmensa guerra, y Stannis es un personaje bastante interesante, cuyos deseos de poder lo ciegan a tal punto de asesinar a su propio hermano, el cual por cierto me sorprendió su muerte, ya que pensé que sería un personaje que tendría mucho peso en la guerra pero al parecer esto no pudo ser. Me gustó mucho también Melissandre, esa sexy y misteriosa sacerdotisa que lo acompaña e insiste en que en su futuro ve la gloria y el anhelado Trono, lo cual no sé si será cierto o falsas esperanzas que le crea esta manipuladora mujer pero si hay algo que es seguro es que Stannis pese a su derrota creo que resurgirá de sus cenizas y se levantará más fuerte que nunca, ayudado principalmente por la citada Melissandre. Su amistad Davos Seaworth también me encanta, ya que este es su soldado más leal y un compañero al que de verdad aprecia y puede confiar ciegamente, ya sea para apoyarlo en la batalla o como su sabio consejero. Definitivamente Davos es uno de mis personajes nuevos favoritos.


Finalmente tenemos el arco argumental de Theon, quien gradualmente ha pasado de ser el aliado y amigo de la familia Stark a uno de sus mayores enemigos. Esta ha sido por mucho la mayor sorpresa de la temporada. Supuse que el personaje tendría alguna relevancia, pero no creí que se haría así de importante. En estos capítulos pudimos ver como se reencuentra con su familia de sangre: su padre, su hermana (El incesto parece que será algo cotidiano en esta serie...), como ambos lo rechazan porque no lo consideran ser un verdadero hombre, y como para demostrarles lo contrario y probarse a si mismo elige atacar Winterfell y traicionar a sus amigos, incluso matando a algunos de ellos. No es por querer desviar siempre el tema hacia Star Wars, pero es que no pude evitar ver a Theon y recordar a Kylo Ren/Ben Solo, un joven también con un conflicto familiar que no es malvado en serio (Tal vez en el futuro si, quien sabe...) pero en su deseo por ser una persona diferente de lo que es, probarle a otros y a si mismo de que es capaz hace cosas terribles en contra de sus deseos, todo con tal de conseguir algo que en el fondo no lo satisfará realmente. Me pregunto que le deparará el futuro, ahora que perdió Winterfell y aparentemente fue secuestrado por sus propios hombres. De hecho, me pregunto si volveremos a ver Winterfell alguna vez o quedará en ruinas por siempre. 


Muchos personajes murieron durante esta temporada, al igual que otros se sumaron a la serie. Vimos a Renly Baratheon ser asesinado por la hechicería de Melissandre, al Maestro Luwin por los hombres de Theon, mientras que este asesinó a Sir Rodrick. También vimos la muerte de todo el Consejo de los Trece, al igual que de Doreah, la no tan fiel sirviente de Daenerys, lo cual personalmente me sorprendió porque creí que el personaje sería más importante y no moriría tan repentinamente (No sé si estoy del todo convencido de su traición, me pareció poco propio del personaje). Por otra parte, otros nuevos fueron incorporados a la serie como Jaqen H'ghar quien sirvió de ángel guardián de Arya, la familia de Theon, Stannis Baratheon, Melissandre, Davos Seaworth, Brienne la fiel protectora de Catelyn Stark, Margaery Tyrell quien se convirtió en la nueva futura Reina de Joffrey, Ygritte quien creo que es mi personaje nuevo favorito, entre muchos otros. Como podrán ver, esta es una serie que constantemente elimina a numerosos personajes y añade a otros igual de fascinantes o tal vez más, por lo que si bien es doloroso ver morir a personajes queridos por otra parte es algo necesario para que la serie se sienta cruel, cruda y realista, así que por mi parte no tengo quejas en este aspecto.


Hablando en aspectos más técnicos, solo tengo elogios para la serie. Cada vez queda más claro que la televisión esta alcanzando un formato mas cinematográfico, y Juego de Tronos es el perfecto ejemplo de ello. La serie se siente incluso más real y enorme que antes, las locaciones y escenarios son descomunales, los efectos visuales, tanto prácticos como por computadora son impecables, a tal punto que hemos podido darnos el lujo de ver dragones, muertos vivientes y hasta combates entre flotas de barcos, y con esto me refiero por supuesto a la épica batalla de Blackwater, un enfrentamiento de proporciones colosales que no tiene nada que envidiarle a una superproducción de una película de El Señor de los Anillos, ya que el despliegue visual, la acción, la dirección y demás están en un nivel más que sublime. Si en esta etapa temprana ya podemos ver cosas así, ni me imagino me espera en la tan mencionada batalla final de la temporada 6. Será una experiencia literalmente infartante me imagino.


En resumen, fue una segunda temporada muy buena que supo complementar bien las tramas ya existentes, al igual que incluir otras nuevas. Murieron personajes queridos pero ganamos otros aun más amados. Vimos como los Starks y Lannisters siguen en constante enfrentamiento, a Stannis sumándose al conflicto, a Daenerys poco a poco estableciéndose como líder y esperando el momento para armar su ejército, a Jon Snow camino a enfrentarse a su más grande desafío hasta ahora y a Tyrion demostrando el personaje extraordinario y fascinante que es. A todo esto sumemos un hypeante cliffhanger que nos anticipa el momento tan llegado, es decir la llegada de los Caminantes Blancos, lo cual hará que toda guerra por los Siete Reinos sea irrelevante, y tenemos sin lugar a dudas unos capítulos soberbios que sirvieron como un aperitivo para lo que se avecina después. Si, es cierto que me hubiese gustado que Daenerys y Jon Snow tuvieran más tiempo para lucirse, pero probablemente esto se compense con creces en la siguiente temporada ¿Y que espero ahora? Muchas cosas se pasan por mi mente, pero en este momento solo puedo pensar en los Caminantes Blancos, en que estas monstruosas criaturas por fin han llegado, y tienen pinta de ser un ejército de monstruos sin almas que dejaría a Joffrey en pañales en comparación. No sé como se las arreglará la serie para equilibrar tantas tramas y que pasará en los Siete Reinos ahora que los Caminantes Blancos han llegado, pero solo puedo decir que cuando invadan, ninguna disputa por el Trono de Hierro será relevante, y todos se verán obligados a unirse si desean vencer esta amenaza. Puede ser que me equivoque por completo, pero sospecho que esto es lo que podría ocurrir. Bueno, eso es todo, ahora les toca a ustedes comentar ¿Qué les pareció esta segunda temporada? ¿Les gustó más o menos que la primera? ¿Cuál es su personaje nuevo favorito y cual el que más extrañarán de los que murieron? ¿Cuál fue su episodio favorito y por qué? Si solo han visto la serie hasta este punto ¿Están ansiosos por arrancar con la tercera temporada? ¿Qué es lo que los tiene más emocionados? Cuenten todo en la sección de los comentarios ¡Saludos amigos, nos vemos!

NOTA: 9/10

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Hola Franco! Pues si, es una serie muy adictiva, es imposible parar de verla ¿Hasta dónde llegaste con la serie?

      Eliminar
  2. Soy @alegrotix :)
    -Esta temporada me pareció increíble, al nivel de la primera
    -El mejor personaje nuevo Davos, y al que más extrañé el Maestro Luwin
    -Mejor episodio: Blackwater (En mi Top 3 de capítulos en general),por lo bien hecho que está hecho, los diálogos, la interpretación de todos...ÉPICO
    -La tercera temporada baja un poco el nivel para mí (Si la 1 y 2 son 9, la 3 es un 8), pero te va a gustar mucho (Prepárate para el capítulo 9)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola amigo, que bueno verte en el blog!
      -A mí también me pareció que esta temporada estuvo al nivel de la primera o quizás incluso un poquito mejor, no sé, no me decido, ambas fueron espectaculares
      -Davos me gustó mucho, de los mejores sin duda. Ygritte también me encantó. Uff, lo del Maestro Luwin me dio mucha pena, presentía que tarde o temprano lo matarían y lamentablemente pasó. Es cierto, no hay que encariñarse demasiado con los personajes xD
      -No podría estar más de acuerdo, Blackwater fue un capítulo grandioso por donde se lo vea.
      -¿Ah, si? Yo pensé que sería aun mejor, pero bueno ya veré si me deja esa misma sensación o no. Jajaja si, ya estoy acostumbrado a que el capítulo 9 siempre sea muy épico. En la T1 mataron a Ned, en la T2 fue Blackwater, ni me imagino que pasará en el 3x9 ¡Será épico seguro!
      ¡Saludos amigo y gracias por comentar!

      Eliminar