lunes, 3 de agosto de 2015

Diario: Los Simpson. Temporada 2, capítulo 1. "Bart reprueba"


¡Hola a todos! Tal vez ustedes se estaban preguntado ¿Que fue del Diario de Los Simpson? ¿Franco lo abandonó para siempre? Pues no, el asunto fue que al terminar de analizar la primer temporada, en vista de que en mayo habría varios estrenos importantes y que yo estaría ocupado con muchas críticas, entre ellas el Especial Los Vengadores, había decidido tomarme un mes de descanso del diario y retomarlo en junio, pero las cosas no se dieron como planeaba, y una serie de problemas personales me impidieron estar en el blog tan presente como acostumbro, y apenas pude cumplir haciendo los especiales que había prometido: el Especial de Los Vengadores, analizar las sagas Jurassic Park y Terminator, e incluso les traje mi Top 100 de personajes favoritos, algo que tomó trabajo.... y tiempo. Y por estas razones, combinadas con el estudio (Todos ustedes entenderán lo que es que las obligaciones de la vida cotidiana, ya sea trabajo o estudio, se interpongan y te obliguen a posponer tus hobbies) hicieron que me viera obligado a no dedicarme tanto al blog, y tenía que sacrificar alguna de las tantas cosas que tenía planeada, y en vista de que pese a que Los Simpson es una serie que de la cual he visto sus capítulos tantas que veces que muchos los recuerdo de memoria, de todas formas para el diario es obligatorio revisionarlos para no omitir detalles o datos relevantes, y por mas cortas que sean estas reseñas, igual llevan su tiempo. Pero, si bien no tuve tiempo para escribir el diario estos últimos meses, si lo tuve para avanzar con los episodios, y he estado viendo gran parte de la segunda temporada en estos últimos días, así que ya estoy listo nuevamente para volver a analizar capítulo a capítulo mi serie favorita, que es lo menos que le debo por tantos momentos de alegría. Espero que esta vez no haya más parones, haré todo lo que tengo a mi alcance para impedirlo. Si sienten que luego de estos meses han quedado un poco perdidos, los invito a que lean mis análisis de los episodios que conforman la primer temporada, y luego vuelvan a este post para ver mi opinión del comienzo de la segunda. Y ahora si, ya que han leído esta interminable excusa ¿Que tal si mejor pasamos al Diario de una vez, no les parece?

(A partir de aquí, SPOILERS)

Lo que noté al ver este episodio, es la gran brecha que deja con respecto a la temporada anterior, y se nota, no solo en este capítulo, sino en todos, una mejora en líneas generales en los aspectos más importantes de la serie: la animación esta mucho mejor hecha, permitiendo a los guionistas que puedan lucirse con chistes puramente gráficos, el nivel de comedia es mucho mejor y ya se asemeja más al de próximas temporadas, los chistes son rápidos y efectivos, pero eso no quita que los guiones también hayan mejorado, ya que en este episodio nuevamente le dan al espectador una lección valiosa o moraleja, pero con niveles más altos de comedia.... y de emotividad también. En definitiva, los Simpson vienen potenciados en esta temporada, todo lo que era bueno, lo mejoran, y todo lo malo, lo corrigen. Desearía que todas las series tuvieran esa capacidad de superarse a si misma temporada tras temporada.
El capítulo que nos ocupa hoy, en un principio no recordaba que fuera tan bueno, pero me dio curiosidad que nuestro querido Crítico de la Nostalgia en uno de sus videos mencionara que este capítulo es su favorito, algo que me pareció inusual, y estaba esperando con ansias llegar a este episodio para ver si era tan bueno como decía ¿Y lo es? Pues claro que si. Estamos ante una historia divertida y emocionante en igual medida, con un gran desarrollo argumental. La premisa es simple, pero efectiva: Bart reprueba una y otra vez (jeje típico) y esta a punto de repetir el 4to grado. Si, uno diría que es algo muy típico, va a ser aburrido, bla bla bla. Pero no, con Los Simpson no. Esta serie, si hay algo en lo que se especializaba antes de que se convirtiera en una parodia de si misma, fue que capítulo a capítulo mostraba una representación fiel y realista de la vida cotidiana, y hacía que te sintieras identificado por lo que pasaba en el capítulo y que te conectaras con los personajes, y aquí esta hecho de forma inmejorable.



En este episodio vemos la desesperación y angustia de Bart: todo comienza cuando el niño Simpson no lee un libro y la profesora lo castiga haciéndolo escribir en el pizarrón (Como siempre jeje) y empieza a mencionarle todas las cosas en las que ha sido irresponsable, hasta le menciona que al día siguiente hay un examen (Del que él obviamente no sabía nada o lo sabe pero no estudia), y bueno ¿Estudia, aprueba y ya, verdad? No, esto es Los Simpson, no puede ser tan sencillo, todo debe ir más allá y romper barreras. Bart trata de estudiar para el examen, pero se le presentan obstáculo que lo impiden, como Homero haciéndolo ver una película con él, y que cuando termina la película ya esté muy cansado para estudiar y se duerme, por lo que al otro día va a la escuela sin haber estudiado nada, pero tiene un plan: preguntarle a las gemelas Sherry y Terry las preguntas mas importantes del examen, pero las muy malditas les dan respuestas incorrectas para que repruebe. A ver, entiendo que les parezca frustrante que el pueda aprobar sin estudiar mientras ellas deben hacerlo, pero no es correcto lo que hacen, y Martin, el otro genio de la clase, lo sabe, por lo que le advierte la trampa de las gemelas, aunque ya es tarde y reprueba nuevamente, lo que nos lleva a una de las mejores escenas del episodio: Bart y sus padres tienen una charla después de clases con la maestra Krabappel y el psicólogo de la escuela Lorenzo Pryor (Al que ya hemos visto anteriormente en el capítulo Bart es un genio), quienes recomiendan que Bart repita el 4to grado.



Esta escena es por mucho emotiva, y realista, ya que no solo vemos que tan desesperado está Bart, y como su angustia es sincera, sino que además los diálogos están tan bien hechos que pareciera una conversación real, y esto es algo que casi ninguna película o serie logra, ese nivel de realismo y naturalidad en los diálogos, curiosamente casi nunca se logra, siempre se opta más por discursos que nadie dice realmente al hablar pero en las películas suenan épicos o frases memorables pero poco naturales, por mas que nos gusten. En cambio, en este caso la charla esta calcada a la vida real, y cualquier chico que le cueste estudiar o incluso un adulto que va a la universidad puede sentirse MUY identificado con este episodio. Yo en mi caso me considero un buen estudiante y saco buenas notas, pero es a base de esfuerzo y estudiar mucho, y entiendo a Bart, se lo que son las tentaciones, el no poder concentrarse, el querer estar haciendo cualquier otra cosa menos hacer cálculos matemáticos o leer un libro de historia. Preferiría mil veces pasar tiempo con mi familia, salir con mis amigos, ver películas y series que tengo pendientes, leer algún libro que si me guste, o escribir aquí en el blog, y cuando debes dejar todo eso de lado para estudiar te duele y fastidia, y por eso comprendo completamente a Bart, y conmueve todo lo que le pasa durante el episodio.



Es entonces cuando vemos al chico mas preocupado que nunca por su futuro: intenta estudiar por todos los medios, pero tiene problemas de concentración, no puede memorizar datos y además odia la escuela, por lo que es extremadamente difícil para él estudiar, por lo que le pide ayuda a Martin, a que le enseñe como estudiar y a pasar de año, y a cambio el lo ayudará a que los chicos dejen de burlarse de él, y el genio acepta, pero todo sale mal cuando Martin empieza a emocionarse por hacer travesuras, y es "corrompido" por Bart, algo sumamente hilarante, ya que nunca antes habíamos visto a Martin como un chico que se divirtiera. Pero a Bart no le resulta gracioso, ya que ahora el chico se niega a ayudarlo a estudiar, y esta solo nuevamente.
Y esta por llegar el día del examen, el que definirá si repite de año o no,  y es cuando su desesperación es tanta que le reza a Dios para que algo cancele las clases y tenga mas tiempo para estudiar. Y pasa. Al día siguiente nieva, y las clases se cancelan. Ustedes dirán que suena a cliché, pero en mi opinión funciona, y eso de tener un examen y que por x motivo se posponga o cancele suele pasar e incluso a menuda, así que me convence. Además, esto plantea un dilema adicional al chico: el quiere salir a jugar y disfrutar en la nieve como cualquier otro, pero Lisa le recuerda que lo vio rezando, y ahora que obtuvo el milagro, debe hacer lo que corresponde y estudiar. Adoro en particular el detalle de que sea Lisa la que le hace ver que tiene que hacer, por fin vemos en ella esa chica sumamente inteligente y lógica, pero también dulce y que actúa como la conciencia y voz de la razón de su hermano, y es bonito, realmente agradezco que desde un principio de la serie se enfatice en eso.
Una vez que Bart es convencido por Lisa, vuelve a estudiar y da lo mejor de si, hasta se golpea con tal de concentrarse.... y ahora si aprobará ¿Verdad? No, claro que no. Da el examen y cuando pensamos que aprobaría.... Krabappel le pone un 59, o sea una F, lo que significa aplazo, lo que significa 4to grado otra vez. Y aquí es cuando tenemos el momento más deprimente y emotivo de todo el capítulo, y quizás de la serie en general:



Bart se pone a llorar, y nosotros también. Es terrible, pero crudo y realista: en la vida no siempre se triunfa, uno a veces da lo mejor de si mismo y aun así fracasa, y es una lección muy difícil de aprender, y aquí la serie no tiene miedo en mostrarlo. El llanto de Bart es desgarrador, nos quebramos junto con él... pero entonces menciona un dato importante del examen en voz alta, y Krabappel, ya sea porque ve su esfuerzo o porque demuestra que el chico estudió, le sube un punto en el examen, le queda 60 y... ¡FUCK YEAH APRUEBA! El final es hermoso, Bart besa a la maestra, corre por la escuela celebrando, y su familia demuestra el orgullo que siente por él, aunque como bien el dice, esa nota en parte es de Dios. ¿Quiere decir que el mensaje es no te esfuerces, Dios solucionará tu problema? No, yo mas bien lo interpreto como que tu esfuerzo tiene recompensa, y es cierto que el final algunos podrían tomarlo como un paso hacia atrás y que el que Bart repita es mas realista (Y eso explicaría porque aun sigue en 4to grado..... detalles), pero con todo el esfuerzo que puso, el se merecía aprobar, y nosotros un final feliz que nos hiciera olvidar tanta tristeza y dolor.
¿Qué mas decir de este episodio? Ya he explicado extensamente porque pienso que este capítulo es perfecto. Nuevamente quiero mencionar algunos detalles que me parecen importantes resaltar: Homero ya no es tan responsable y se asemeja un poco más al idiota adorado que conocemos, pueden notarlo por la escena en la que llora con la peli de King Kong o cuando el psicólogo le habla y solo escucha bla bla bla, e incluso cuando dice que si Bart repite al menos será el mas grande de su curso. Cosas tontas del Homero que amamos, y me alegra que ya empecemos a ver esas características de su personalidad. Marge parece ahora una madre mucho más dulce, amorosa y protectora, y Lisa como ya dije empieza a desprender esa inteligencia y sabiduría que la caracteriza. La comedia también mejoró mucho, ya empieza a aparecer ese humor ágil, satírico y espontáneo de Los Simpson, como cuando Bart finge estar enfermo para salvarse de un examen, o cuando se imagina estar en 4to grado siendo casado con hijos ¡Y que su hijo este en la misma clase que él! Y sobretodo destacar la escena en la que Bart se imagina estar en el momento que se crea la Declaración de Independencia de Estados Unidos pero todos se van a jugar a la nieve y uno grita ¡Miren todos, John Hancock esta escribiendo su nombre en la nieve! Momentos hilarantes que no tienen precio. En definitiva, un capítulo simplemente perfecto. En breve comentaremos el siguiente capítulo, "Simpson y Dalila", pero hasta entonces, cuéntenme que opinan de este episodio. Saludos amigos, nos vemos!

NOTA: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario