domingo, 20 de diciembre de 2015

Crítica de Star Wars: La Guerra de los Clones, de Dave Filoni.


¡Hola a todos! Después de haber analizado la estupenda mini-serie de la Guerra de los Clones, es momento de reseñar la versión que la sucedió en 2008, una mucho más ambiciosa, compleja, con una mejor animación, mayor cantidad de tramas y personajes, y muchísimo más redonda. Me refiero por supuesto a la joya que fue la serie de Dave Filoni, una Obra Maestra que lamentablemente concluyó antes de tiempo, al ser cancelada por la compra de Disney a Lucasfilm. En vista de que la Casa del Ratón tenía otros planes para la saga, y prefirió que se creara Star Wars Rebels, esta serie sufrió un abrupto y repentino final, que todos los fans aun hoy en día desearíamos que no hubiera ocurrido, no porque Rebels no sea una digna sucesora, ya que como he dejado explayado en mi Diario: Star Wars Rebels, es una muy digna sucesora de esta serie, pero es cierto que ni por asomo alcanza la calidad que esta tenía, aunque el verdadero y principal motivo por el que es tan triste el modo en que terminó esta serie, es que simplemente no ocurrió en el momento debido, ya que nos dejaron con ganas de ver mucho más, que había material de sobra para poder hacer muchos más episodios. Pero bueno, dejando a un lado este triste hecho, eso no quita que el tiempo que duró, esta serie fue prácticamente perfecta, con un nivel muy alto, que casi nunca decaía, y nos hizo emocionarnos como pocas veces con las vivencias de estos personajes y sus historias, así que no perdamos un segundo más, y veamos de que trata esta estupenda adaptación de la Guerra de los Clones. 

(A partir de aquí, SPOILERS)

Creo que la mejor forma de hablar de Clone Wars, es a través de sus estupendos personajes: empezamos con el trío protagonista conformado por Anakin Skywalker, Obi Wan Kenobi y Ahsoka Tano, quienes son el corazón de la serie, y sin ellos no sería ni la mitad de buena. Es maravillosa la relación entre estos tres personajes, y no solo eso, sino también lo mucho que logramos quererlos e identificarnos con ellos, compadecernos por las cosas que tienen que soportar, porque cuando en cualquier película o serie, si el espectador logra preocuparse por el personaje y lo que le pasa, significa que pese a sus fallos ha conseguido el objetivo principal, y esta serie lo logra con creces. De hecho, confieso que, y a riesgo de sonar a hereje o que estoy diciendo algún tipo de sacrilegio, si bien el trío protagonista de la trilogía original conformado por Luke, Han y Leia es fabuloso, por mucho mi trío protagonista de todo este maravilloso universo, es el que protagoniza esta serie, y ya solo por eso tiene un mérito más que enorme. Porque si, adoro a Han, Leia y Luke, son personajes maravillosos, en especial el querido capitán Solo, pero no sé, siento que en las películas nunca se terminó de explotar al 100% la relación entre estos tres, por mucho que las adore. Es decir, piénsenlo: en Una Nueva Esperanza es la única cinta de toda la trilogía en la que vemos a nuestros tres héroes viviendo una aventura juntos en gran parte del metraje (Otra razón más por la que es mi favorita), pero ya en El Imperio Contraataa Luke se va a entrenar con Yoda mientras que Han y Leia andan en lo suyo, y en El Regreso del Jedi una vez que rescatan a Han de Jabba el Hutt y algunos minutos que pasamos en Endor, Han y Leia se quedan con los rebeldes y Luke se marcha a confrontar y tratar de redimir a Vader. Así que, si se ponen a pensarlo, por mas querido que sea este maravilloso trío de héroes, solo podemos disfrutar de verlos juntos bastante tiempo en Una Nueva Esperanza. En cambio en esta serie, indudablemente por tener la ventaja de contar con mucho más de 100 episodios, si bien en ocasiones no están juntos, podemos disfrutar la gran mayoría del tiempo de Ahsoka, Anakin y Obi Wan en acción como un equipo, y viendo como la relación entre ellos va progresando y cambiando constantemente. 


En primer lugar, me encanta muchísimo el vínculo que se va formando entre Anakin y Ahsoka, ya que lejos de ser una relación maestro/aprendiz de lo más respetuosa y formal, discuten todo el tiempo, haciéndose bromas, poniéndose apodos, y al ser ambos irresponsables y testarudos, no solo que se pelean incluso más de lo que Obi Wan y Anakin solían hacerlo, sino que el trato entre ellos es incluso más intimo, cercano e informal. Es genial ver a Anakin, que antes desobedecía tanto las reglas (Y lo sigue haciendo de vez en cuando), tener que lidiar con los problemas de entrenar a Ahsoka, ya que es una faceta del personaje nunca antes vista. Es enternecedor lo mucho que ambos se aprecian, y por eso cuando al final de la quinta temporada la "Sabionda" deja la Orden Jedi (Ya hablaré más de esto adelante), vemos lo destrozado que queda Anakin por su partida, al igual que ella obviamente. No solo que la dupla que forman estos dos es de lo mejor de la serie, sino que la separación entre ellos es uno de los detonantes para la futura caída de Skywalker al Lado Oscuro, ya que todos sabemos que si Ahsoka no se hubiera marchado le hubiera sido a Anakin incluso más difícil traicionar a la Orden. Y no solo eso, sino que también la injusta expulsión de Ahsoka acentúa el resentimiento del jedi con respecto al Consejo Jedi. Es decir, la partida de su padawan no solo es significativa por el dolor que le causa, sino también porque este hecho intensifica sus inquietudes respecto a los jedis y además ella podría haber intentado impedir que se convirtiera en Vader. Si se ponen a analizarlo de la forma que yo lo he hecho, Ahsoka no es solo una padawan que tuvo Anakin, sino una de las personas mas importantes de su vida. En cuanto a la relación de Skywalker con su maestro, pues es algo muy similar a lo visto en La Venganza de los Sith: hermanos inseparables, dos amigos que se quieren mucho y se respetan, un dúo fabuloso, compañeros en combate que luchan codo con codo. Es angustiante de a momentos ver a Kenobi y su alumno juntos, porque en ciertos momentos uno se pone a pensar en como esa supuestamente inquebrantable amistad se destruirá por completo en poco tiempo, y con esta serie que enfatiza lo buenos amigos que eran, hace que la futura enemistad entre ambos sea algo de lo más trágico. Realmente esta serie sabe como darte justo en el corazón. Y por último, y así para concluir el aspecto de como interactúan nuestros tres protagonistas, tenemos a Obi Wan y Ahsoka, que obviamente no tienen un lazo tan fuerte, no son maestro y aprendiz, pero se nota que ambos se estiman, en especial Ahsoka a Kenobi, ya que ella es puro corazón. Acabando con este punto, pasemos a analizar a cada personaje como individuo.


Empecemos con Anakin, el protagonista principal de la serie. Claramente, Clone Wars no solo nos muestra la versión más valiente, heroica y noble del personaje, sino que además profundiza muchísimo en los motivos que llevan a Skywalker a su inminente conversión en Darth Vader: vemos como las diferentes cuestionables decisiones de los jedis hacen que se pregunte constantemente si son tan éticamente correctos como aparentan ser, como Palpatine lo manipula y engaña para ponerlo en contra de ellos, como lo afecta el que Ahsoka lo abandonara, lo celoso que es respecto a Padme y como enloquece de ira ante cualquier hombre que se acerque a ella, como en varias ocasiones por diferentes situaciones límites que se le presentan opta por la vía fácil de usar la agresión y el odio para conseguir resultados, el rencor que siente a los esclavistas por su dura niñez. Todo lo que vimos en la trilogía de precuelas y otros aspectos más se desarrollan en la serie, dándole incluso nuevos matices al personaje. Hasta en la tercera temporada hay un arco en el que Skywalker viaja con Ahsoka y Obi Wan a un extraño planeta con seres con poderes y conocimientos de la Fuerza excepciones, en el que se explora todo el asunto de la profecía del Elegido, y si bien a diferencia de muchos no soy un gran fan de este arco, principalmente por introducir personajes con habilidades demasiado fantasiosas e irreales par los estándares de la saga, también tengo que reconocer que nos deja uno de los mejores momentos de Clone Wars, y me refiero al de la visión de Anakin sobre su futuro como Darth Vader. 


En cuanto a Obi Wan, en gran parte gracias a esta serie se convirtió en un personaje más complejo e interesante que Anakin, ya que hay una gran variedad de arcos dedicados a él que le dan más trasfondo y complejidad al personaje. Ya sea por la gran amistad entre él y su padawan (De la que ya hemos hablado), su casi romance con la Duquesa Satine, su gran enemistad con el General Grievous, Cad Bane y en especial con Darth Maul, su extraña amistad con el pirata Hondo, o su particular relación de enemistad/atracción con Asajj Ventress, sin duda el show engrandece al personaje de una forma que jamás creí posible. Así que vamos a analizar todos estos aspectos que engrandecen tanto a Kenobi. Vamos primero con el lado romántico de su vida: por un lado, tenemos a la Duquesa Satine, la gobernante de Mandalore, quien tiempo atrás, cuando Obi Wan aun era aprendiz de Qui-Gon y ni siquiera habían conocido a Anakin, ellos se enamoraron, pero como él era un jedi y ella una política, y debido a la regla del Código Jedi, nunca pudieron estar juntos. Todo el arco dedicado al casi romance entre Obi Wan y la Duquesa, en el que vemos la tensión entre ambos, y lo enamorada que ella sigue estando de Kenobi, es de lo mejor de la serie, ya que nos muestra que Obi Wan si bien parecía ser un jedi perfecto que obedece todas las reglas al pie de la letra, también tiene sus deslices, comete errores, es humano y tiene tentaciones, aunque a diferencia de su amigo Anakin sabe resistirlas. La trágica muerte de Satine a manos de Darth Maul (De quien pronto hablaremos) es uno de los momentos más shockeantes y devastadores que hay en toda la serie, y te rompe el corazón por completo. Es tremendo ver como Obi Wan sufre tanto por su muerte. El fallecimiento de su amada no solo que es un antes y un después en su vida, sino que también humaniza más al personaje y demuestra que fenomenal villano es Maul. En cuanto a su relación con Ventress, pues es algo que me recuerda mucho a la de Batman y Catwoman. No digo que Kenobi ame a Ventress ni mucho menos, de hecho ni siquiera se siente atraído por ella, pero a lo que me refiero es a ese jueguito de la mala que si tiene que matar al héroe lo hará pero a la vez le gusta seducirlo y se divierte haciéndolo. Y ahora si, pasemos a los enemigos del Maestro Jedi: ya hablamos de Ventress, pero por algún motivo que no puedo explicar, Obi Wan suele tener algún tipo de imán para los malos, ya que no solo tiene de enemiga a Ventress, sino que también se enfrenta a oponentes tales como el General Grievous, Cad Bane, el Conde Dooku y sobretodo Darth Maul. Y a eso sumémosle que en el futuro su mejor amigo se volverá su archienemigo. Los malos de Star Wars deben adorar a Kenobi, ¿No lo creen? Es decir, todos sienten algún tipo de odio o resentimiento hacia él, y cada uno con una motivación diferente: Cad Bane lo odia por todas las veces que lo captura y mete preso, a tal punto de amenazarlo con "arrancarle los brazos", así que el caza-recompensas tiene un rencor especial hacia el jedi. El General Grievous es el que hasta la aparición de Maul solía ser su archienemigo (Dentro de la serie, si tenemos en cuenta toda la saga sabemos que su oponente definitivo es Vader), ya que se enfrentan constantemente, y ambos quieren capturar y/o matar al otro. Obi Wan porque capturar a Grievous significa terminar la guerra, y el cyborg lo quiere ver muerto para que deje de fastidiarlo y además ve en él alguna especie de reto o gran trofeo si lograra quitarle la vida. El Conde Dooku es algo diferente, ya que aunque no lo crean, igual que en El Ataque de los Clones, el sith suele alagar o aplaudir cuando Kenobi entra en acción demostrando sus grandes talentos, e incluso en una ocasión Dooku le recuerda que "debió aceptar unirse a él cuando tuvo la oportunidad", lo que me hace creer que el Conde realmente quería tenerlo de aprendiz, seguramente por haber sido el alumno de Qui-Gon. Y finalmente, tenemos a Darth Maul. Que fabuloso villano, como logra de a momentos hacerle a Obi Wan desear estar muerto. Lo conoce bien, lo odia por haberlo cortado en dos, y todo el posterior sufrimiento que ello conllevó. En más de una ocasión, se nos muestra en el show como el sith aprovecha las dolorosas experiencias que tuvo el jedi en su vida para destrozarlo espiritualmente: ya sea restregándole el haber matado a su maestro sin que él pudiera hacer nada, o matando a Satine, Maul demuestra ser su gran rival, un oponente implacable e insaciable. Francamente, con tantos enemigos que quieren verle muerto o tienen algún interés en él, me alegra que Hondo termine siendo su amigo, ya que él y el pirata comenzaron su relación de una forma un tanto hostil pero con el tiempo debido a distintas circunstancias en las que se vieron involucrados, terminan siendo amigos, o bueno casi, más bien digamos colegas, o algo así. No sé, ni siquiera ellos dos tienen del todo claro que son, ¿Cómo voy a saberlo yo? 


Luego tenemos a la tercer protagonista, nuestra querida Ahsoka. Por alguna razón que no comprendo, en un comienzo una gran parte de los fans de Clone Wars la odiaban, pero con el tiempo le fueron ganando cariño, y para cuando se marchó del show, los hipócritas que decían odiarla terminaron llorando y pidiendo que volviera de tanto que la extrañaban. Hay gustos de ciertos fans de Star Wars que jamás llegaré a entender del todo. Pero bueno, que ese no es el punto. Lo importante aquí es como la padawan de Skywalker se ganó nuestros corazones, viendo su evolución a lo largo de la serie, y como pasaba de ser una joven aprendiz, una niña con muchísimo que aprender, a una adolescente poderosa, medianamente sabia, inteligente, y aun así sin perder su lado divertido e inocente. El complot que se crea para inculparla de un homicidio que no cometió, haciendo que sea expulsada de la Orden Jedi, y traicionada por su propia amiga Barriss Offee, algo más importante de lo que parece, ya que eran casi como hermanas durante la serie, hace que la partida del personaje sea uno de los momentos más tristes, no solo de la serie, sino de toda la saga. Definitivamente Tano no se merecía padecer todo eso, me da pena tan solo de pensarlo. Pero bueno, si bien la adoro a ella y a nuestros otros dos héroes principales, también hay muchísimos otros jedis que pese a ser secundarios juegan un papel importante y se merecen ser mencionados.


Otros jedis excepcionales son el querido por todos Maestro Yoda, y el mítico y poderoso Mace Windu, ambos ya super-conocidos desde antes por las películas, y que aquí gozan de tener episodios dedicados a ellos para conocer un poco más de estos personajes y disfrutar de ver a dos de los jedis más poderosos de todos los tiempos en acción. Pero hay muchos otros jedis aparte de ellos, como Ki-Adi-Mundi, Kit Fisto, Plo Koon, Luminara Unduli, su aprendiz la ya mencionada Barriss Offee, Pong Krell, Quinlan Vos, Aayla Secura, y muchos más, cada uno con una personalidad o rasgo característico. Quinlan Vos pareciera estar un poco loco, Luminara es serena y paciente como nadie, Pong Krell un asesino sádico que masacró a cientos de clones con sus arriesgadas estrategias de combate, y resultando ser finalmente un traidor que se unió a los separatistas, mientras que Barriss Offee hizo volar el Templo Jedi e inculpó a Ahsoka de asesinato porque estaba en contra de los actos de la Orden Jedi que creía que se estaba volviendo cada vez más corrupta y violenta, es decir una versión más extremista de Anakin. El que se le de tanta importancia al resto de los jedis y se les de distintas personalidades hace que estos personajes de relleno terminen resultando sumamente relevantes, y nos sintamos más adoloridos cuando los vemos morir en La Venganza de los Sith.


Pero si bien se le da una gran importancia a los jedis, lo que es realmente remarcable es como se humaniza a los clones. El que más se destaca obviamente es el Capitán Rex, uno de mis personajes favoritos que vemos como a lo largo de la serie va aprendiendo más cosas acerca de temas tan importantes como la individualidad, la capacidad de tomar tus propias decisiones, desobedecer las órdenes que no sean correctas, la hermandad y camaradería. Sin embargo, pese a lo genial que es Rex, como este show es tan perfecto por donde se lo vea, no deja una gran cantidad de clones inolvidables, como el famoso Comandante Cody, Waxer y Boil, Cincos, Heavy, 99, Gregor, Wolffe, Dogma, Cut Lawquane, Echo, y muchos otros, cada uno muy diferente del resto. Hemos visto de todo en la serie: clones valientes y leales, otros demasiado testarudos y creídos como para trabajar en equipo, algunos que solo piensan en la batalla, otros que se sentían esclavizados por los jedis, incluso traidores que ayudaron a los separatistas. Si bien es cierto que Rex es por mucho el que tiene más importancia y el mejor, no cabe duda de que hay unos cuantos clones realmente memorables. Es realmente frustrante como hacen que te encariñes tanto con esos soldados, sabiendo que debido a los hechos que ocurrirán en La Venganza de los Sith, no tendrán otra opción más que asesinar a los jedis contra su voluntad, o peor incluso mueran durante la guerra antes de que eso siquiera pasa. ¿Cómo olvidar sacrificios tan nobles como el de 99, Heavy y Cincos? ¿O no compadecerse y entender las motivaciones de otros como Lawquane? Para los que decían que los clones solo son soldados desechables y que no importan en lo absoluto, gracias a Clone Wars no puedo imaginar que sería de la saga sin estos personajes. Uno siente pena por los stormtrooper luego de haber visto lo asombroso que pueden llegar a ser los clones. 


Ya hemos hablado suficiente sobre los héroes, ahora es momento de mencionar a los villanos. El General Grievous es uno de mis favoritos, y al igual que en la anterior serie de la Guerra de los Clones, un asesino de jedis despiadado, un hábil y peligroso guerrero. Tal vez sus destrezas se ven más limitadas en comparación a la versión del 2003, algo que molestó a muchos, y si, admito que me hubiera gustado verle matando a unos cuantos jedis, pero siendo realistas, en la versión original era un poco exagerado, no creo que sea posible que él le haga frente a 6 jedis, al menos que no sean muy competentes.Aun así, es un enemigo astuto y su ya mencionada rivalidad con Kenobi es de lo mejor de la serie. Y hablando de enemigos de Obi Wan, también tenemos a la fabulosa Asajj Ventress, que además de ser una asesina despiadada, letal y sangrienta, también se le da un gran trasfondo, ya sea por el motivo que la hizo abandonar la Orden Jedi, todo lo relacionado con las Brujas de Dathomir, el que luego de la traición del Conde Dooku, las acciones de Ventress sean las que provocan la creación del sith Savage Opress y el regreso de Darth Maul, como ella a partir de que abandona a su maestro empieza a dejar su oscuro pasado atrás, convirtiéndose en una especie de anti-heroína, todo acerca de ella es fascinante, y la vuelve un personaje de lo más interesante.Y en cuanto a su maestro, el Conde Dooku, pues es básicamente lo mismo que en las películas, no se añade nada realmente relevante al personaje, pero me gusta que se explore en sus intenciones de traicionar a su maestro, como le había dicho a Obi Wan en El Ataque de los Clones. Si bien estos 3 suelen ser los malos más frecuentes de Clone Wars, hay muchos otros que también se destacan y de forma considerable.


Me gusta como se le da su merecido espacio en el show a los caza-recompensas, viéndolos cumpliendo todo tipo de misiones, usualmente para los separatistas, dificultando considerablemente a los jedis conseguir la victoria en más de una ocasión. Es interesante como podemos ver al joven Boba Fett queriendo vengarse de Mace Windu por matar a su padre, y como el chico poco a poco va cayendo más y más en el bajo mundo del crimen. Pero pese a que los fans lo adoren, no hay duda de que su mentor Cad Bane es infinitamente mejor, un tipo inteligente, planificador, lleno de gadgets y un sombrero que le queda como anillo al dedo... o sombrero en la cabeza supongo jaja. Este caza-recompensas es increíble, capaz de hacerle frente incluso a jedis, y nadie lo intimida, a excepción quizás de Darth Sidious. Y no solo los caza-fortuna tienen su lugar en la serie, sino también los piratas y mercenarios, en especial Hondo Onhaka, nuestro canalla favorito del show, un mentiroso y bribón divertido como nadie, un secundario de lujo que siempre da gusto ver. No es precisamente un villano, pero tampoco es un héroe y en ocasiones ha actuado en contra de los jedis. 


También me gusta que conozcamos mucho más acerca de las grandes bandas de mafiosos y criminales, como el Clan de los Hutt, el Sol Negro, y en especial la Guardia Letal. un grupo de mandalorianos liderados por Pre Vizsla, que solo cree en el pasado guerrero que tuvo su pueblo, e intenta todo el tiempo tomar el control de Mandalore y derrocar a la Duquesa Satine. Me encanta ver como estos grupos criminales se traicionan y asesinan entre ellos para conseguir poder y eliminar a sus enemigos. Es increíble la cantidad variada de enemigos que presenta el show y como todos a su forma son indispensables e inolvidables. El arco de Darth Maul/Mandalore en el que con la ayuda de la Guardia Letal, el Clan de los Hutt, el Sol Negro, piratas espaciales y otros grupos criminales forman una alianza para sacar del gobierno a la Duquesa Satine y tomar control de Mandalore es uno simplemente indispensable para cualquier fan de la serie. Y ya que mencioné por millonésima vez a Darth Maul, hablemos un poco de él.


Todos sabemos que Maul fue junto con Qui-Gon el mejor personaje nuevo de La Amenaza Fantasma, por lo que su muerte tan pronta dejó a muchos fans con ganas de ver más de él, algo que parecía imposible. Es por eso que cuando los creadores de Clone Wars le brindaron dos piernas robóticas y lo trajeron de vuelta, mi felicidad no pudo ser mayor. El personaje se aprovecha al 100%, dándonos el tan ansiado reencuentro con Obi Wan, desatando así su terrible venganza sobre él. Pero lejos de ser solo un enemigo frecuente de Kenobi, también hay varios episodios enfocados completamente en el sith y su hermano, y como en el ya mencionado arco suyo  y de los mandalorianos, con la ayuda de los criminales del bajo mundo llega a tomar el control de un planeta entero, y asesinar a la Duquesa Satine. Es sorprendente ver de lo que el aparente asesino de pocas palabras que conocimos en el Episodio I fuera capaz de conseguir cosas de tal magnitud. Me encantaba verlo como un enemigo frío y con mirada de muerte, y en parte sigue teniendo esa esencia, pero ahora es mucho más pasional y lleno de ira, una bestia salvaje con ansias de poder, sangre y venganza, y sorprendentemente, resulta ser mucho más inteligente y planificador de lo que esperaba, demostrando haber adquirido en parte algunos de los talentos como manipulador de su maestro. Su hermano Savage Opress también es un buen villano, de hecho en un principio me gustaba bastante, pero con el regreso de Maul empieza a perder protagonismo, siendo relegado a un rol más secundario que no le favorece, pero a la vez era necesario para que el retorno de su hermano se destacara más. Y su muerte a manos de Sidious es uno de los momentos más impactantes de la serie. 


Por supuesto, no podíamos terminar este post sin antes hablar del villano absoluto, el que deja en pañales a todos los otros malvados de la serie. El despiadado y carente de misericordia Darth Sidious. Es claramente un enemigo excepcional, y gracias a Clone Wars vemos como se explora en todos sus planes que también vimos como se fueron cumpliendo a lo largo de la trilogía de precuelas: acercar a Anakin al Lado Oscuro, manipular al Senado y el Consejo Jedi para tornar todo a su favor, y además se profundiza y responden preguntas acerca del misterioso Syfo Dias y la Orden 66. Incluso llegamos a descubrir que los clones tienen implantados chips en la cabeza que los obligaban a obedecer la orden de exterminar a los jedis, haciendo que nos compadezcamos más de estos pobres soldados, que no son más que otras víctimas más del gran plan de Palpatine. Y si todo esto no fuera suficiente, en más de una ocasión lo vemos demostrar su extraordinario poder, ya sea estrangulando a su aprendiz Dooku a kilómetros de distancia (Bueno, no sé si existe esa medida en Star Wars... pero ya me entienden) cuando no está complacido o enfrentarse a Darth Maul y Savage Opress al mismo tiempo, derrotándolos sin casi el más mínimo esfuerzo, haciendo que cada vez que entra en escena le temamos incluso más. 


En definitiva, todos los personajes de la serie son excepcionales y se les aprovecha lo más posible. Otros aspectos a destacar de la serie es la impecable animación 3D, que logra que los personajes nos trasmitan a través de simples miradas o gestos tantas emociones y pensamientos al mismo tiempo que uno queda abrumado con la calidad de la animación, más tratándose de una serie de televisión y no una película con un gran presupuesto. Sin una animación tan impresionante, no podríamos haber tenido duelos de sables, combates espaciales o tiroteos entre ejércitos tan deslumbrantes. Claramente, con secuencias de acción así es imposible aburrirse. Como detalle final, me encanta el hecho de que los capítulos no sean historias sueltas, sino que muchos de esos son arcos argumentales que abarcan incluso hasta 4 episodios seguidos, sino también 2 o 3 episodios por temporada, haciendo que se nos sea inevitable estar enganchados y pendientes a lo que ocurrirá en el próximo capítulo. Arcos como el de Ryloth, Darth Maul/Mandalore, Ahsoka, el Holocrón, Geonosis, la Orden 66 o el de Umbara son solo algunos entre los muchísimos y excepcionales arcos que contiene esta serie. Por todo esto dicho y más, sigo sin perdonar a Disney por haber cancelado la serie, no porque Rebels sea mala, de hecho si le estoy dedicando un Diario en el que la analizo capítulo tras capítulo es porque me encanta. No, lo que me da bronca es que un producto tan grande como Clone Wars, y que tanto necesitábamos en una época en la que las series animadas buenas las cuentas con los dedos de una mano, y quizás sobran dedos, parecía ser el último rayo de esperanza, y desde que la cancelaron si bien su sucesora Rebels es una serie muy decente, aun no llega a igualar a su predecesora. Tal vez algún día regrese la serie para concluir lo que quedó pendiente, y si bien es improbable, yo no pierdo la esperanza. Y si nunca se llegara a retomar la serie, pues aun así me quedo con todos los fabulosos momentos, diálogos y personajes que me dejó. Tal vez en algún momento haga un Diario de esta serie, al igual que lo estoy haciendo con Rebels. ¿Quién sabe? Tal vez si ustedes me dejan comentarios apoyando la idea, lo haga más pronto de lo que esperan. Nuestro amigo y lector del blog esdla ya expresó su entusiasmo ¿Alguien secunda la moción? Cuéntenme aquí abajo. Nada más que agregar, ahora solo les queda a ustedes dejar su opinión de la serie, y si quieren también si les gustaría leer un Diario: Clone Wars. Pronto seguiremos este especial reseñando la tan esperada Star Wars: El Despertar de la Fuerza. Pero, ¿Estará el Episodio VII a la altura de sus predecesoras? Pronto lo sabrán. Saludos amigos, y que la Fuerza los acompañe!

NOTA: 10/10

8 comentarios:

  1. la verdad, me han dado ganas de comentar, por que, ¿que mas se puede añadir a lo que has dicho? la mejor critica que he leido en mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias esdla, me alegra que te haya gustado mi crítica, te agradezco tus palabras ;)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Si, definitivamente Ahsoka es genial, de los mejores personajes que tiene la serie. Decime, ¿a vos te gustaría que haga un Diario: Clone Wars? Esdla ya me dijo hace un tiempo que si pero quiero saber si hay otros lectores que también les gusta la idea.

      Eliminar
    2. Ok, entonces creo que haré el Diario, ahora que se que al menos voy a tenerte a vos y esdla de lectores frecuentes ;)

      Eliminar
  3. Vi algún capítulo suelto, y la verdad es que tenía muy buena pinta. La acabré viendo al final, exploran una etapa fascinante de Star Wars (y puede que mi favorita): Las Guerras Clon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es desde mi punto de vista una serie magnífica, cada temporada sea vuelve mejor que la anterior, y como tu dices explora la etapa más fascinante del universo Star Wars. ¿La prueba de eso? Rebels teniendo a los mismos creadores de Clone Wars aun no lograron que la serie sea igual de buena, y para mí se debe a que transcurre en la etapa del Imperio, con todo lo que eso conlleva: no hay jedis, ni clones, ni siquiera una gran cantidad de siths, ese reducido número de personajes hace que la serie se vea limitada, algo que con Clone Wars nunca fue un problema. Definitivamente la Guerra de los Clones es mil veces más interesante que la era del Imperio.

      Eliminar