viernes, 16 de diciembre de 2016

Crítica de Rogue One: Una Historia de Star Wars, de Gareth Edwards. Reivindicando las precuelas


¡Hola a todos! Por fin llegó el momento más esperado del año. Finalmente se estrenó Rogue One; Una Historia de Star Wars, la más reciente entrega de esta amada saga. Tratándose del primer spin-off basado en este universo, había muchas expectativas por ver que tal resultaba, pero a su vez inquietudes debido a diversas razones, principalmente el hecho de que fuera una precuela (Lo que implicaba que sabríamos de antemano como terminaría), los polémicos re-shoots que nos hacían temer que el montaje final del film fuera desastroso y la ausencia de personajes icónicos de la saga, a excepción de Darth Vader, que igual se nos había advertido que aparecería poco tiempo. Y si todo esto no fuera suficientemente malo, teníamos a la gran mayoría del público que no lograba entender que cronológicamente la película se ubicada entre los Episodios III y IV, y no era el Episodio VIII (Estoy seguro que unos cuantos van a verla creyendo esto. La sorpresa que se llevarán en la sala jeje). Además, también teníamos detrás de cámaras a Gareth Edwards, quien dirigió la muy decepcionante remake de Godzilla en 2014. Con todo esto en su contra, la cinta parecía destinada hacia el desastre. Y aun así, a partir de los 3 meses antes del estreno, yo empecé a tener una fe ciega hacia este film ¿Por qué exactamente? Supongo que porque el marketing a diferencia del de El Despertar de la Fuerza, que te ocultaba a los personajes para que supieras lo menos que pudieras de los y fueras casi con total intriga a verla, aquí apostaron por promocionar fuertemente a estos nuevos personajes. Fue así como deseaba ver la película más por Jyn Erso, K-2SO, Chirrut, Cassian y el resto de personajes más que por la historia en si. Así que así estábamos, yo contra el mundo. Por un lado la gran mayoría de los fans cautos y escépticos, por el otro yo con una esperanza infinita que no sabía si estaba justificada ¿Y que tal terminó siendo Rogue One después de todo? ¿Estuvo a la altura del legado de Star Wars? Averíguenlo a continuación.

(Crítica sin SPOILERS)

La respuesta es rotundamente un si. Rogue One es claramente un blockbuster que garantiza entretenimiento al 100%, que cuenta con unos efectos especiales deslumbrantes, unas secuencias de acción frenéticas, una trama que te mantiene atrapado e innumerables guiños y referencias para los fans de Star Wars. Pero eso no es lo que la hace especial o digna de ser parte de la saga. No, por supuesto que no. Su gran virtud, su logro de mayor de peso es el mismo que posee cada film de esta franquicia: sus increíbles personajes, con los que logras conectar y querer desde el primer instante. Star Wars es discutiblemente la mejor saga de todos los tiempos por una razón: sus personajes son queribles e inolvidables. Obi Wan Kenobi, Yoda, Han Solo, Luke Skywalker, la Princesa Leia, Ahsoka Tano, Chewbacca, R2-D2 y C-3PO, Rey, Kanan Jarrus, el Capitán Rex... podría estar enumerándolos todo el día. Y sus villanos son igual de espectaculares, pasando por el Emperador, Tarkin, Darth Maul, el Conde Dooku, el General Grievous y por supuesto Darth Vader, el cual ya es palabras mayores. Esta gran variedad de personajes, cada uno único y especial a su modo, es lo que hace a este universo tan rico, diverso y en definitiva atractivo. El gran desafío de Rogue One no solo era contarlos una historia de la cual ya sabemos el final de un modo que sea excitante, sino introducirnos nuevos personajes a los cuales queramos acompañar a lo largo de esta gran aventura. Héroes que alentáramos durante su misión, que temiéramos por su fracaso (Incluso cuando ya sabemos como termina todo), que sufriéramos cuando ellos lo hacen y que nos emocionáramos cuando finalmente lograran triunfar. Y este film sale victorioso porque cumple con todo eso y más. Ya que los personajes son el máximo logro de esta película, pasemos a hablar brevemente de ellos uno a la vez.


La principal es evidentemente nuestra protagonista, Jyn Erso, interpretada estupendamente por Felicity Jones. Muchos no pudieron evitar hacer las comparaciones entre ella y Rey, el personaje de Daisy Ridley en el Episodio VII. Incluso antes del estreno se especulaba acerca de si lograría superarla o no. Personalmente no creo que comparar Rogue One con el Episodio VII sea correcto. Son films diferentes con propósitos muy distintos. Uno es el primer acto de una nueva trilogía que nos introduce a nuevos personajes que se seguirán desarrollando a lo largo de las secuelas, mientras que el otro es una historia autoconclusiva separada de la historia central de la familia Skywalker. Pero ya que la pregunta me la harán tarde o temprano, pues la respuesta es no, no creo que Jyn sea tan genial como Rey. Cabe señalar que ella tendrá la ventaja de tener otros dos films más para seguir progresando, mientras que Jyn al ser esta una cinta que no tendrá secuela probablemente no volvamos a verla. A ver, es claro que Daisy Ridley es una actriz especial con un ángel y carisma innato, su talento desborda la pantalla y hace que su personaje lo amemos y se vuelve uno de nuestros favoritos de la saga desde el primer instante, además de que por ser una futura jedi cuenta con un arco mucho más interesante. Pero no por eso creo que haya que desmerecer a Jyn, quien a pesar de las críticas al personaje previas al estreno del film creo que es una magnífica incorporación al universo de Star Wars. Como ya dije, Felicity Jones logra meterse muy bien en la piel de su personaje, una chica por un lado vulnerable pero a su vez una guerrera fiera y decidida con una notable capacidad de liderazgo. El aspecto más interesante de ella es absolutamente la trama que se desarrolla entre ella, su padre y Krennic, el villano de turno. Sus motivaciones para unirse a la causa rebelde son más que comprensibles, y uno viendo la cinta desea verla triunfar. Su historia familiar sin duda brinda algunos de los momentos más emotivos y trágicos de la película, y sus sueños de esperanza y lucha contra el Imperio por la libertad son simplemente contagiosos. Hay un claro mensaje de esperanza y fe tras este film personificado en ella. Jyn representa todo lo bueno que simboliza la Rebelión, por eso creo que es tan especial. Definitivamente una líder a quien seguirías en batalla a donde sea ¡Ni Ripley ni Sarah Connor! ¡Jyn Erso es la verdadera badass aquí!


El otro protagonista de la función es el Capitán Cassian Andor, cuyo actor es el mexicano Diego Luna (Bravo por seguir introduciendo más diversidad en la saga. El comentario no es sarcástico. Aclaro porque siempre hay gente con malas intenciones). Debo decir que quedé sorprendido por este personaje. Es curioso como junto con Jyn son un dúo tan opuesto, dos caras de una misma moneda, los dos lados de la Rebelión. Ella es puro corazón y bondad, ha cometido sus crímenes en el pasado pero todos en contra del Imperio y solamente lo hizo para sobrevivir. En cambio Cassian es un personaje diferente, roza más por el sendero del anti-héroe diría. No puedo hablar en detalle acerca de como es y lo que hace en el film porque sería entrar en spoilers, pero lo que si puedo decir es que es interesante ver a un personaje que nos muestra el lado más oscuro de los rebeldes, un tipo que no teme ensuciarse las manos y hacer cosas indeseables a favor de la causa. Siempre hemos visto en la saga como el Imperio es el mal absoluto y la Rebelión el bien absoluto, pero aquí las cosas no son tan blanco y negro como parece sino que gira en un terreno gris más intermedio, ya que Cassian junto con varios otros personajes han hecho cosas malas para lograr conseguir algo bueno, y me encanta que veamos esta faceta más realista de ka guerra en Star Wars. Los buenos para lograr el bien a veces tienen que obrar un poco mal, aunque vaya en contra de sus deseos.


K-2SO es el comic relief del film, el personaje que sirve de alivio cómico, y le sienta de maravilla. Alan Tudyk con su sola voz dota al droide de una divertidísima y hasta tierna personalidad. La lealtad que le tiene al capitán Andor es enternecedora y sus roces con Jyn nos brindan muchos momentos cómicos que se agradecen. A donde sea que el personaje aparezca, un momento de diversión está asegurado. Les puedo asegurar que si en la sala se rieron a carcajadas 10 veces durante el film, 9 de ellas se debió a este droide. Además, es un absoluto badass y roba-escenas. Lo supuse antes del estreno y ahora lo puedo afirmar: K-2SO es mi droide favorito de Star Wars. Lo siento por R2, 3PO, Chopper, BB-8 y cualquier otro que haya, pero K-2SO me ganó por completo. Es tan humano y sincero que es imposible no adorarlo.


Hablemos ahora del otro gran personaje de la cinta: Chirrut Imwe, interpretado por Donnie Yen. K-2SO es probablemente mi favorito de la cinta, pero si así lo fuera, Chirrut se le queda muy cerca. El solo concepto de ver un personaje que no es un jedi pero es un fiel creyente de la Fuerza y su filosofía es fascinante, añade nuevos aspectos a la mitología de Star Wars. A través de él vemos lo que significa la Fuerza para los rebeldes en este film: la esperanza, la fe, el poder avanzar ciegamente tan solo con tu intuición (Curioso que precisamente el personaje que representa esto sea ciego) para conseguir cumplir un propósito más allá de tu alcance. Todos sabemos que la premisa de este film es ver como un pequeño grupo de rebeldes logró cumplir una misión que parecía imposible. Es por eso que ver como el concepto de que a través de la Fuerza puedas lograr lo que sea, incluso aunque no puedas utilizarla, sino con tan solo creer en ella, dejar que sea tu guía, es sencillamente precioso. Donnie Yen hace una actuación magistral, creo que es junto a Ben Mendelsohn y Mads Mikelsen quien más se destaca en el reparto. Su personaje logra que lo queramos desde el primer instante, ya sea por sus creencias en la Fuerza o siendo un total badass pateando traseros estando ciego. Además, tiene un momento enfocado en él en cierto punto del film que es poderosísimo a muchos niveles.


Creo que es momento de hablar del compañero de Chirrut, Baze Malbus. No se desarrolla mucho a este personaje, de hecho podría decirse que ninguno de los dos tiene una gran motivación para unirse al equipo de Jyn, sino que por x circunstancia se ven metidos accidentalmente en medio de esta travesía, la cual emprenden con gusto. Se nota que quieren hacer el bien y luchar por una buena causa, pero no se explora lo suficiente en sus motivaciones. Aun así, Jiang Wen cumple bien con su rol y su personaje logra reflejar a alguien derrotado que perdió el camino y olvidó su fe. Así como Jyn y Cassian representan el lado luminoso y el más sombrío de la Rebelión, él y Chirrut también serían dos polos completamente opuestos. Uno completamente devoto a la Fuerza y el otro que la resiente.


Completando el equipo se encuentra Bodhi Rook, interpretado por Riz Ahmed, un piloto del Imperio desertor el cual decide ayudar a los rebeldes. Este sería el personaje que por mucho me deja con mayor indiferencia, ya que si bien se le da una gran importancia en la trama y es el que la hace avanzar durante gran parte del film no logra que me identifique lo suficiente con él. Es decir, es interesante ver a un imperial desertando para unirse a los rebeldes, pero teniendo a Jyn, Cassian, K-2SO, Chirrut y Baze, todos tan buenos personajes, Bodhi en comparación no tiene tanto que ofrecer y queda muy deslucido. No es un fallo grave ya que es un personaje bastante secundario y en el futuro este detalle me resultará incluso insignificante, pero es algo a lo que tener en cuenta de todos modos.


En cuanto a Forest Whitaker como Saw Gerrera, pues no sé bien que opinar. Diría que la mejor forma de explicarlo sería compararlo con Lor San Tekka, el personaje de Max Von Sydow en El Despertar de la Fuerza. Ambos son actores talentosos en papeles pequeños, sus personajes cumplen un propósito muy específico en el film y pasado esto pasan a ser irrelevantes. No digo que no me gustara Saw, ya que de hecho su relación con Jyn es parte importante del film y siempre se agradece ver a un personaje de The Clone Wars dar el gran salto a la pantalla grande, pero tampoco es que su aparición fuera excepcional.


Luego tenemos a Galen Erso, el padre de Jyn y uno de los científicos responsables de la creación de la Estrella de la Muerte ¿Qué decir de este personaje? Su historia está llena de pérdidas, sacrificio y dolor, está involucrado en una situación tan indeseable que preferiría morir antes que ayudar al Imperio, su vínculo con su hija es lo que impulsa todo el film y su participación en la trama da pie a uno de los acontecimientos más importantes de toda la saga. Además, está interpretado por el gran Mads Mikkelnsen ¿Qué más se puede pedir? No cabe duda de que es un personaje de vital importancia en la cinta, uno de los que peor lo paso a lo largo de ella. El hecho de que un hombre tan bondadoso fuera responsable de la creación de algo tan destructivo y monstruoso es una cruel ironía.


Es turno de que comentemos a los villanos. El Director Krennic es el malvado principal del film, un Imperial sin escrúpulos lleno de ambiciones y deseo de reconocimiento. Es un hombre en busca del éxito personal, busca destacarse, conseguir su lugar en el Imperio, ser reconocido y obtener el respeto del Emperador, o mejor aun, una promoción. Me gusta el hecho de que no sea el típico villano que quiere destruir a los héroes porque es muy malvado, sino porque son su gran obstáculo, lo único que puede arruinar su tan anhelado triunfo, y eso no lo puede permitir. Ben Meldensohn es un actor muy talentoso y en este film vuelve a mostrarnos de que es capaz. Aun así, no es el gran antagonista de la cinta, ya que se mueve bajos las órdenes de Vader. Lo que me recuerda...


Si, esto es lo que estuvieron esperando no, leyeron todo esto nada más para saber que tan genial es Darth Vader en Rogue One. Bueno amigos, puedo asegurarles que el lord sith no va a dejarlos decepcionados. Es cierto que tiene pocas escenas, de hecho me sorprendería si aparece más de 5 minutos (Esto no es un spoiler, ya se sabía hace tiempo que aparecería muy poco), pero calidad no necesariamente significa cantidad, porque el poco tiempo que aparece Vader se hace notar y te deja shockeado. Su última escena, su tan comentada escena de la cual hablaremos en más detalles en la crítica con spoilers, es puramente horripilante, salida de un film de terror ni más ni menos. La mejor forma de describir al sith en este film sería imponente y escalofriante. Realmente te dejará sin aliento. Tan solo por él la película ya vale la pena ser vista.


De la trama no puedo entrar en detalles, ya que sería destriparles el film por completo, así que eso lo dejaremos para otra ocasión. La dirección de Edwards está en punto, los re-shoots en ningún momento se notan y toda la cinta esta enlazada de forma orgánica y coherente. La fotografía, la banda sonora de Michael Giacchino, los efectos especiales, todos estos aspectos del film también son destacables. Pero sin duda lo que será todo un deleite para ustedes son los segmentos de acción, que son varios y extensos. Es increíble como el film tiene una escena trepidante tras otra, no te deja respiro y solo avanza más y más en intensidad. La trama avanza a través de la acción en un constante crescendo que culmina con el descomunal tercer acto, el cual ha sido unánimemente alabado por todo aquel que haya visto el film. En serio, para cuando hayas terminado de ver la película querrás llorar de la emoción por la increíble experiencia que habrás acabado de vivir. Películas así son las que hacen al cine algo tan mágico y especial. Como detalle adicional pero no por eso menos importante, cabe señalar los innumerables easter eggs y guiños para los fans. Ya sea por la trilogía originales, las precuelas o incluso las series animadas, esta cinta tiene referencias por doquier, pero no son gratuitas ni metidas calzador como en ciertos films de superhéroes para anticiparte futuras entregas, sino que están integradas de forma tal que sean imprescindibles para el desarrollo natural de la película y enriquecer la experiencia para los más frikis.


En conclusión, Rogue One es una película espectacular, llena de diversión y emoción, con muchos personajes que quedarán para el recuerdo y se ganaron su lugar en la saga,  una trama no demasiado elaborada pero si atrapante, mucha acción deslumbrante, efectos especiales impecables, una banda sonora que se vuelve mejor a medida que el film avanza y numerosas referencias al universo Star Wars que serán un deleite para los fans. De este modo, Rogue One no solo sirve como un nexo entre el Episodio III y IV, sino como la prueba de que pueden hacer excelentes precuelas con este imaginativo universo de George Lucas. No me malentiendan, yo adoro la trilogía de precuelas, pero fueron del desagrado de muchos. En cambio, este film ha logrado que incluso los fans más difícil de complacer hayan salido satisfechos de la sala del cine. Tal vez porque al parecerse más a la trilogía original fueron más indulgentes, o puede ser que simplemente sea una mejor precuela. No lo sé, solo el tiempo lo dirá. Yo solo puedo decir que está es por mucho mi película favorita del año, al menos de las que he visto hasta el momento, y estoy ansioso por volver a verla. Tíldenme de fanboy y poco objetivo si quieren, no los culparía si ese fuese el caso, pero en lo que a mí concierne, esta saga no hace otra cosa más que seguir acertando, y no puedo encontrarle nada verdaderamente negativo que reprocharle. Simplemente es mi saga favorita y estoy contento en que se encuentre en su momento de apogeo ¿Y ustedes que opinan? ¿Les gustó Rogue One o no cubrió sus expectativas. Y si no la vieron ¿Qué esperan? ¡Dejen de leer y vayan a verla! Y si pueden luego vuelvan para comentar que les pareció ¡Saludos amigos, nos vemos! ¡Y que la Fuerza los acompañe!

NOTA: 10/10

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Franco!! Es genial verte en el blog de vuelta!! La película me encantó como a vos. Felicity Jones cumple muy bien, me gustó mucho su personaje.
      Saludos!!

      Eliminar
  2. Leí el otro día esta crítica, pero mejor espero a ver la peli hoy para dejar bien mi opinión.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me ha gustado, la verdad :(
      Muy innecesaria y olvidable, a mi gusto.

      Eliminar
    2. Que lástima que no te haya gustado amigo, me hubiese gustado que la pudieras disfrutar tanto como el resto. En fin, a veces pasa que una peli que todos aman a uno lo deje indiferente :( En cuando publique mi crítica con spoilers ya podrás comentarme con más detalle porque te decepcionó sin miedo a spoilear a otros.
      Saludos Logan!!!

      Eliminar
    3. Bueno, "tanto como el resto" o eso de "que todos aman" no es verdad, a mucha gente tampoco le ha gustado XD
      Sí, ya te contaré mejor.

      Saludos!!

      Eliminar
    4. Eso que me dices también me sorprende, porque he visto críticas en YouTube, blogs y hasta cientos de comentarios de Twitter y todos dicen que les encantó. La nota de la mayoría es 7,5 u 8 para arriba, habiendo muchos que le ponen hasta 9 o 10. Por eso me sorprende lo que me dices, eres al primero que veo decepcionado.
      Saludos!!

      Eliminar